Oración de la mañana a San Cipriano

Querido San Cipriano, gracias por este día que inicia.

Tengo hoy una nueva oportunidad de cumplir mis metas y mis objetivos.

Con el anhelo infinito de acercarme más al encuentro con mi Señor a través de tu poderoso amor.

Gracias por permitirme abrir mis ojos y ver el brillo del sol en las hojas de los árboles.

 Por escuchar el cantar de las aves que se posan en sus ramas.

¡Oh! San Cipriano, tu que eres fuente de poder absoluta

 Acompáñame este día en el recorrido que me depara el destino.

Se la fuente de sabiduría que me falta para poder hablar con inteligencia y actuar con rectitud.

Se la mano de Dios en mi vida y llévame a la victoria en cada hora de este día.

Gracias San Cipriano, porque tengo la suerte de compartir un día más con mi familia. Porque a ellos también se les otorgó la alegría de un nuevo día y porque estaremos juntos llegada la noche.

Poderoso San Cipriano, por todos los favores que me has concedido,

Intercede por mí a Dios para llene de bendiciones mi día.

Me permita ser testimonio de su palabra a través de mis acciones.

Que su misericordia y amor inunden mi día, y me permitan ser testimonio fiel de sus promesas.

Santo bendito, se el roble que impone la ley de Dios en mi vida.

 Que en este día, mis ojos se maravillen al ver la majestuosidad de la obra que Dios ha hecho en mí.

Que por tu poder mi alma se alegre, a tal punto que el mundo entero se entere que soy siervo de Dios.

Dejo en tus manos, mi día para que lo conviertas en el mejor que pueda tener.

Pues Dios te ha dado el poder para transformar las cosas y hacerlas girar en torno al amor de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

¿Cuál es el mejor momento para hacer la oración de la mañana a San Cipriano?

Despertar a un nuevo día es el mejor de los regalos que la vida nos puede dar. Por lo que siempre es importante amanecer con el espíritu lleno de gratitud. Y mejor cuando esta nueva oportunidad viene de la mano de Dios.

Es aún más especial e importante. Es un nuevo amanecer y un reinicio para dar comienzo a nuevos retos. Con la oración de la mañana a San Cipriano estamos bendiciendo nuestra vida.

Así estaremos protegidos de cualquier mal que pueda alcanzarnos, siendo el mejor escudo que podemos utilizar en cada día.

San Cipriano es un poderoso santo experto en el amor. Lo que lo convierte en el mejor para darnos su protección y el auxilio de nuestro señor Jesucristo.

La oración de la mañana debe ser realizada antes de salir de casa. Para fortalecer nuestro espíritu y mente, y poder enfrentar las pruebas que se nos presenten. Es la forma que tenemos para bendecir cada día de nuestra vida.

Incluso puedes no solo bendecir tu día y la de tu familia, sino también la de tus amigos. Si quieres orar de forma especial por alguien, también lo puedes hacer. Estás ayudando a tu prójimo a encontrar un nuevo camino que los lleve a sanar a su corazón.

Importancia de hacer la oración de la mañana

Como católicos es fundamental mantener un vínculo sagrado con Cristo. Estar con el Hijo implica llegar al Padre y para ello debemos ser buenos hijos. Con la ayuda de San Cipriano podemos llegar a Dios, solo debemos llevar una vida enmarcada en la oración.

La oración de la mañana a San Cipriano, nos va a guiar por el camino de la misericordia. Enseñándonos a compartir con aquel que nos necesite en un momento de gran dificultad.

Por esto, iniciar el día con una oración es alimentar el alma. Dejemos que San Cipriano nos proteja y nos cubra con su poder, para que actuemos conforme a las solicitudes de nuestro Dios.

Comparte esta oración con tus seres queridos, familiares y amigos, y deja que San Cipriano cuide de sus vidas también.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario