Libro de San Cipriano

San Cipriano, nació en Antioquia en el Siglo II, proveniente de una familia adinerada pero muy idólatra, los cuales lo indujeron a incursionar en el mundo de la hechicería desde muy temprana edad, con esa intención su familia lo envió a varios países a fin de que se prepara para aprender todo lo relacionado con la magia (blanca, negra, roja), entregado a ese mundo se aisló en una taberna y daba culto y sacrificios humanos a los demonios, fue nombrado también patrón de las artes mágicas, de los hechiceros y de las brujas, todo esto acontecía antes de su convicción al cristianismo .

La aparición de Justina en la vida de San Cipriano

Con la aparición es su vida de una hermosa mujer, educada en el cristianismo, llamada Justina, su vida da un giro enorme. Toda vez que por petición del Rey Agladio el cual se enamoró perdidamente de ella y conociendo de la fama de Cipriano le contó lo que pasaba y que no había logrado conquistarla, el cual también trató de seducir a Justina con todas sus artimañas invocando a Satanás, mas sus intentos fueron en vano porque Justina pudo más, pues con la señal de Santa Cruz a la Virgen invocaba la cual con su sagrado manto la amparaba.

Cipriano asombrado, no encontraba la razón, cuestiona al diablo, interrogándole sobre el ¿por qué sus artificios no habían surtido efecto alguno ante tan inofensiva mujer? A lo que el diablo le respondió que ella estaba protegida por la gracia Divina.

Cipriano se enfurece, pero entra en razón, abomina la ciencia, a la que mucho tiempo se dedicó y se convierte al cristianismo, en consecuencia le lleva al obispo los libros de hechicería y él mismo les prendió fuego. El testimonio de la consagración de su vida atrajo a otras personas al cristianismo. Posteriormente Cipriano llegó a ser Obispo de la iglesia. Por eso muchas personas creyentes, piden en oración a San Cipriano.

El 26 de septiembre del año 304, el emperador Dioclesiano ordenó que Cipriano y Justina fueran perseguidos, apresados y torturados a muerte por causa de su fe y de no rendir culto a los dioses paganos. Este día es considerado por la iglesia católica y la iglesia ortodoxa como el día de su festividad en la cual los fieles devotos le rinden homenaje y es considerando el santo ideal para deshacer hechicerías y trabajos de magia negra. También a él se le confiere la autoría de la mayor parte del grimorio de San Cipriano.

El libro de San Cipriano

El grimorio de San Cipriano, es ampliamente conocido, también es conocido como el Libro Magno de San Cipriano, la edición más propagada tiene como titulo El tesoro del Hechicero, no obstante, ha surgido a través del tiempo, una variedad de versiones del mismo, tales como Los secretos del infierno, cuya tendencia alude a dos tipologías: unas dedicadas a la magia negra y otras a la magia blanca en la que se pueden encontrar formulas contra el mal de ojo y otras recetas benéficas para la salud, para atraer el dinero y para conservar el amor.

El grimorio es un libro prolijo de magia ritual tal como se solían escribir en la Edad Media alta, todo un manual sobre el conocimiento mágico, que contienen un listado de ángeles y demonios, un instructivo para aquelarre, y la explicación del procedimiento que se emplea para el diseño y creación de talismanes, tarot y para saber cómo convocar a las entidades paranormales que simulan sombras, así como también una compilación de formulas mágicas, por lo general presentadas en forma de verso.

Talismán de 7 puntas.

Al respecto, cabe señalar que el termino grimorio que en italiano significa “rimario” para lo cual se aplicaba la poesía y el canto, lo cual le hace surtir mejores efectos. También se denomina grimorio a los signos que se emplean para descodificar galimatías en un texto oscuro, repleto de vicios en el lenguaje, indescifrable por el estilo de su pensamiento.

El libro de San Cipriano está estructurado por capítulos y contiene una conjunto de conocimientos y prácticas explicadas al detalle toda clase de consejos y la metodología que se emplea para tales fines, también refiere como debe ser el vestuario del mago y las cualidades que debe tener, los implementos necesarios para ello y los mejores sitios para llevar a cabo estas prácticas.

Según la tradición el libro fue traducido del idioma Hebreo por el monje alemán Jonás Sufurino, quien se dice que contactaba a los espíritus infernales que le otorgaron el libro de San Cipriano, en las adyacencias del monasterio de Brocken, lugar que era destinado para aquelarres, esto es, reunión o encuentro nocturno de brujos, el libro original (virgen) escrito en pergamino , el cual contenía un conjunto de nigromancia, para aplicar l forma de establecer contacto con los seres del más allá a fin de predecir el futuro .

El libro contiene: invocaciones, exorcismos, hechicerías y sortilegios, grimorios del pacto de sangre, pactos y encantamientos, la clavícula de Salomón, entre otros temas.

El libro de San Cipriano

La mayor parte del libros está referida a la magia blanca, exorcismos para liberar a personas poseídas así como también para despojar la casa de espíritus del mal, oraciones para los enfermos, también contiene sin menciones partes de magia negra como invocaciones y metodología para invocar y pactar con Satanás, además dedica un capítulo a la nigromancia o procedimiento para adivinar el futuro a través de la invocación de los espíritus de los muertos.

Como se puede evidenciar, este libro es un arma de doble filo dependiendo de la persona que lo tenga en su poder, de los valores y principios que esta tenga por cuanto se puede usar tanto para hacer el bien como para hacer el mal.

Por otra parte también habla sobre los planetas y las constelaciones zodiacales, la creación de amuletos y talismanes, sortilegios de amor. Hace referencia a Moisés y se le señala como un gran sabio que logro reparar el mar rojo.

Hay un capitulo que alude a la jerarquía de los espíritus, en donde el Espíritu Superior el creador de todo lo que existe y ninguno está por encima de él.