Oración a San Cipriano para dominar

Oh Poderoso San Cipriano, vengo ante ti con mucha devoción

Para encomendarte mi relación sentimental,

No permitas que nuestro amor se desvanezca,

Que se pierda la magia, mantenlo (a) atado a mi corazón

Ahora y siempre, que me reconozca como la persona ideal,

Que internalice que no encontrara otro(a) mejor que yo,

Que sólo piense en mí a cada instante y que permanezca a mi lado,

Manso como un cordero, que su voluntad se someta a la mía

que solamente a mí me vea, que solamente en mi piense,

Que sólo a mi me busque, que sólo conmigo consiga el placer y la pasión,

Oh bondadoso San Cipriano,

Concédeme la gracia de llevar las riendas, tener el poder

para controlar sus sentimientos y emociones

Así como también su cuerpo,

Que nada decida sin mi absoluto consentimiento,

Que siempre esté a mi merced, presto a ejecutar mis órdenes.

No permitas que nada ni nadie se interponga en mi camino.

Glorioso santo, te imploro con el alma llena de esperanza

Por la confianza que en ti tengo, que intercedas por nosotros

Ante Dios, nuestro Señor, para que nos colme de bendiciones

Y nos ayude a sobrellevarnos de la mejor manera,

Para que nuestro amor se fortalezca y consolide cada día más,

Para que me ame con frenesí y nunca me abandone,

Que cada día los lazos que nos unen sean más fuertes

Y que perdure para siempre la energía y la vitalidad de este gran amor.

San Cipriano, supremo patrono, te doy las gracias por el poder que me confieres

Pués sé que escuchas mi oración y me concederás tu favor,

Eternamente agradecida por atarlo a mí, profesaré mi fe hacia ti.

¿Por qué orar a San Cipriano para dominar a tu pareja?

San Cipriano es un Santo del cual existen muchos registros, pues era un hombre culto al que además le gustaba escribir. Es muy reconocido en todo el mundo desde hace miles de años, tanto por sus conocimientos sobre la magia blanca, hechizos y efectivos amarres para controlar, amansar y dominar a la persona amada, a fin de que tu pareja se doblegue a tus designios y te obedezca ciegamente, que deponga toda aptitud apática, de rechazo y/o altanera.

Es santificado y venerado por la iglesia católica debido a que a raíz de su conversión al cristianismo, llegando incluso a pasar de mago y hechicero a sacerdote y obispo, aun con toda su fama y riqueza fue martirizado a causa de su fe.

San Cipriano es reconocido por millones de devotos ya que su fama y su poder se han difundido en todo el universo, por los favores y milagros que le confiere a todos las personas que lo invocan realizando sus poderosas oraciones y conjuros ante situaciones de distinta índole, esperanzados en que con su poderosa intervención efectivamente recibirán la ayuda por la que le están pidiendo.

Sus devotos suelen pedirle para el amor, para atraer, desesperar y dominar a la persona amada, para que se rindan a sus pies y realizar amarres amorosos. Al respecto, son muchos los milagros que se le adjudican, sobre todo cuando se trata de casos amorosos, pues son muchas las parejas que San Cipriano ha hecho que se reconcilien, por lo que si se te están presentando problemas en el amor o sencillamente quieres tomar el timón de la relación, bendecir, proteger y/o consolidar tu amor, ya sabes a quien recurrir. Sólo clama a San Cipriano con la convicción de que tus peticiones serán escuchadas y obtendrás los beneficios que este Santo Patrón le concede a sus fieles devotos.